A fin de crear exploraciones e imágenes detalladas del cuerpo que incluyen el cerebro, el tórax, la columna y el abdomen.

Ayudan también a identificar la localización de un tumor o coágulo, además de detectar y monitorear enfermedades y lesiones.

Las tomografías son procedimientos no invasivos y se realizan de manera rápida y sin dolor, debido a esto a cualquier persona se le puede realizar. Las mujeres embarazadas deben optar preferiblemente, por otros exámenes como el ultrasonido o resonancia magnética, antes de la tomografía computarizada, ya que la exposición a la radiación es mayor en éstas.

Normalmente las tomografías de cráneo, tórax y abdomen se hacen con contraste para que pueda visualizarse mejor las estructuras y sea posible distinguir fácilmente los diferentes tipos de tejidos.

Ya que la tomografía computarizada utiliza rayos X, se considera como un gran beneficio para los pacientes con marcapasos, ya que pueden realizarse este tipo de estudio sin problemas de distorsión en las imágenes.

La duración de este examen depende del tamaño de la zona del cuerpo que se explora, pero en general dura unos cuantos minutos o máximo media hora.

 Fuentes:

https://medlineplus.gov/          

 https://www.cancer.gov/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × tres =