Tomografía de cráneo:
Indicada para el estudio de traumas, infecciones, en caso de hemorragia, hidrocefalia o presencia de aneurismas.

Tomografía de abdomen y de pelvis:
Solicitada para evaluar la evolución de tumores y abscesos, además de comprobar la agudeza de apendicitis, litiasis, malformación renal, pancreatitis, pseudoquistes, lesiones en el hígado, cirrosis y
hemangioma.

Tomografía de miembros superiores e inferiores: Utilizada para evaluar lesiones musculares, fracturas, tumores e infecciones.

Tomografía de tórax: Indicada para el estudio de infecciones, enfermedades vasculares, rastreo de tumores y evaluación de la evolución de estos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − cuatro =